Gabinete Social culmina con mucho éxito el Programa de Seguridad y Alimentaria y Nutricional (SAN 2019)

  • 20190222_111219
  • 20190222_111409
  • 20190222_111528
  • 20190222_112757
  • 20190222_115128
  • 20190222_115242
  • 20190222_121225
  • 20190222_121248
  • 20190222_121719
  • IMG_0883
  • IMG_0986
  • IMG_6751
  • IMG_6781
  • IMG_6798
  • IMG_6832
  • IMG_6841 (1)
  • IMG_6851
  • IMG_6861 (1)
  • IMG_7097
  • IMG_7138
  • IMG_7158 (1)
  • IMG_7175
  • IMG_7183 (1)
  • IMG_7199
  • IMG_7202
  • IMG_7211
  • IMG_7230
  • IMG_7259
  • IMG_7260
  • IMG_7275
  • IMG_7298
  • IMG_7301
  • IMG_7302
  • IMG_7303
  • IMG_7304
  • IMG_7312
  • IMG_7436
  • IMG_7451
  • IMG_7466
  • sdr
    sdr
  • sdr
    sdr
  • dig
    dig

Con mucho éxito culminó el Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN 2019), con la participación de aproximadamente mil niños, niñas y adolescentes (NNA), de ocho comunidades, en ocho de los doce distritos priorizados del Plan “Panamá: El País de Todos-Cero Pobreza”, que se realizó del 15 de enero al 22 de febrero del presente año, y fue organizado por el Gabinete Social, a través de su Secretaría Técnica, en coordinación con la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SENAPAN).

 

Durante la implementación del programa, los centros educativos de las comunidades, se transformaron en espacios de encuentro, donde los NNA participantes, fueron beneficiados con meriendas y almuerzos nutritivos y balanceados, como resultado de la articulación de instituciones del sector público que aportaron el presupuesto y otros recursos que contribuyeron al éxito de la iniciativa. Paralelamente, participaron en actividades de una agenda programática multisectorial variada, orientada al fortalecimiento de las relaciones familiares y productivas consignadas en la agenda de verano.

 

En la ejecución de este programa, que da continuidad a la oferta programática que inicio en el verano del 2018, estuvieron presentes instituciones del Gabinete Social Ampliado, el sector académico, la sociedad civil organizada y miembros de la comunidad, destacándose el rol de los padres de familia y líderes comunitarios, como elemento decisorio para el cumplimiento y éxito de las actividades.

 

Los especialistas de las entidades participantes dictaron talleres de pintura y música, técnicas en alfarería, clínicas didácticas y deportivas, entre otras actividades recreativas y formativas, que buscan fortalecer valores como la disciplina, el respeto, la responsabilidad, la honradez y el trabajo en equipo, y que fueron complemento del objetivo nutricional que se encuentra en el centro de esta propuesta.

 

Las comunidades en que se llevó a cabo el programa son: Chepo, distrito de Las Minas, provincia de Herrera (Escuela Chepo de Las Minas); Lajas Blancas, distrito de Cémaco, comarca Emberá Wounnán (Escuela Modelo Lajas Blancas); Buenos Aires, distrito de Ñürúm, comarca Ngäbé Buglé (Escuela Buenos Aires); Hato Chamí, distrito Nole Duima, comarca Ngäbé Buglé (Escuela Hato Chamí); Quebrada de Piedra, distrito de Tolé, provincia de Chiriquí (Escuela Quebrada de Piedra); Los Valles, distrito de Cañazas, provincia de Veraguas (Escuela Juan N. González); Miguel De La Borda, distrito de Donoso, provincia de Colón (Escuela Miguel de la Borda); y, Altos del Cristo, distrito de Chepigana, provincia de Darién (Escuela Altos del Cristo).

 

Entre los logros obtenidos en la ejecución de este programa, se encuentran:

  • Niños, niñas y adolescentes en distritos con alta incidencia de pobreza recibieron alimentación balanceada, según criterios profesionales de nutricionistas del Ministerio de Educación (MEDUCA), Ministerio de Salud (MINSA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

  • Un aproximado de siete mil NNA accedieron a una alternativa diaria de actividad física controlada por personal experto del Gobierno Nacional, que incluyó el deporte, y otras técnicas de aprendizaje que requieren del esfuerzo físico de los estudiantes.

 

  • Mediante la articulación del Gabinete Social, a través de su Secretaría Técnica, y la coordinación de la Secretaría Nacional para el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SENAPAN), se posibilitó la participación de más de veinte instituciones públicas, gobiernos locales, universidades y la sociedad civil dentro de un proyecto de desarrollo sostenible, directamente alineado con la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

 

  • Este año el programa se extendió de tres (3) a ocho (8) distritos priorizados, en los que se aplicó un instrumento de medición y seguimiento de la estrategia de salud nutricional con la encuesta de índice de masa corporal a los NNA beneficiarios.

 

  • La encuesta de índice de masa corporal, ahora incluye información sobre cómo los miembros de la comunidad internalizan el aprendizaje sobre lo que caracteriza una alimentación saludable.

Te puede interesar...